1 de abril de 2010

Dos poemas para la Semana Santa

Uno, popular, para cantar el Jueves Santo, versionado por Joaquín Díaz:



Otro, "La saeta" de Antonio Machado, cantado por Serrat:



La mayoría de los cantos populares de Semana Santa (entre los cuales se cuentan las saetas) se recrean en el dolor de la Pasión. Antonio Machado, melancólico pero enemigo de excesos, rechaza el apasionamiento popular por el sufrimiento y por eso dice "Oh, no eres tú mi cantar / no puedo cantar, ni quiero / a ese Jesús del madero, / sino al que anduvo en la mar". Es decir, prefiere recordar la vida de Jesús, sus milagros, y no flagelarse con su muerte. En la obra de Antonio Machado, como en la de otros contemporáneos suyos, es de cierto peso la importancia de las dudas existenciales y religiosas, pero tal duda no parece existir en este poema, donde sólo se critica ese apasionamiento del pueblo por el sufrir. Apasionamiento que sí esta presente en el primer poema (que es popular).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada