7 de marzo de 2010

Distinción entre comparación o símil y metáfora impura

La comparación o símil y la metáfora son dos recursos que están muy próximos, pues la metáfora se construye sobre el símil.
En ambos casos hay un término real (TR) y una imagen (I, TI). Entre el término real y la imagen tiene que haber una relación de semejanza, ya sea física, ya sea mental.
La diferencia entre símil y metáfora es, sin embargo, fácil de ver. En el caso del símil, simplemente se comparan los dos términos, se dice de ellos que son similares, y esto se hace por medio de un nexo o expresión comparativa (como, así, tal que, igual que...). En el caso de la metáfora, el término real se identifica con la imagen; es decir, se dice que uno y otra son lo mismo, y, por tanto, no hay nexo comparativo.
Veámoslo más claro con un ejemplo:

Símil: Sus dientes (TR) son como (nexo) perlas (I)
Metáfora impura: Sus dientes (TR) son perlas (I)

No hay posibilidad de confusión del símil con la metáfora pura, pues en ésta no aparece el término real, sólo la imagen.

Para practicar la distinción entre símil y metáfora impura, os propongo una actividad que consiste en localizar metáforas y símiles en la canción "Eres tú" de Mocedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada