2 de marzo de 2010

Recursos literarios (XI). La metáfora.


Puesto que ya todos sabéis la definición de recursos literarios, estilísticos o figuras literarias, pasemos directamente a estudiar la siguiente: la metáfora.

La metáfora es un recurso que consiste en denominar a un objeto con el nombre de otro con el que mantiene una relación de semejanza, de parecido.

Hay dos tipos de metáfora: la metáfora impura y la metáfora pura.

Hay una metáfora impura cuando aparecen mencionados el término real y la imagen.

Ejemplo: Sus dientes son perlas (dientes: término real; perlas: imagen).
Sus dientes, perlas (dientes: término real; perlas: imagen).
El rubí de tu boca (boca: término real; rubí: imagen).
Tu boca de rubí (boca: término real; rubí: imagen)

En todos los casos la relación que se establece entre ambos términos es de semejanza: los dientes tienen un parecido con las perlas (son pequeños y blancos); la boca, con el rubí (son de color rojo).

Hay una metáfora pura cuando sólo aparece la imagen y el lector tiene que pensar cuál será el término real.

Ejemplo: Al sonreír, pudimos ver el brillo de sus perlas (perlas: imagen; término real: dientes)
Peligro corres en seguir sombras (sombras: ambiciones vanas, ilusiones sin fundamento)

Veamos algunos ejemplos más:

En el cristal de tu divina mano
de Amor bebí el dulcísimo veneno,
néctar ardiente que me abrasa el seno
y templar con la ausencia pensé en vano.
(Góngora)

Estos versos, de significado aparentemente oscuro (puesto que están repletos de figuras), quieren decir lo siguiente: "Al ver tu mano tan blanca me enamoré muchísimo, e inútilmente traté de olvidarte alejándome de ti".
La metáfora, impura, está en el primer verso: "En el cristal (imagen) de tu divina mano (término real)". La mano de la mujer era tan, tan blanca, que hasta parecía transparente como el cristal.

Otro ejemplo (más sencillo):

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... ¡eres tú!
(Bécquer)

En el último verso hay una metáfora impura: "tú" es el término real; "poesía", la imagen. La amada y la poesía pueden tener para Bécquer muchas similitudes: ambas serán bellas, armoniosas, etc.


Un ejemplo más:

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día
(Quevedo)

Teniendo en cuenta que "postrera" significa "última", y después de deshacer el nudo de hipérbatos del texto ("La postrera sombra que me llevare el blanco día podrá cerrar mis ojos"), y después de habernos fijado en ese futuro de subjuntivo ("llevare", hoy en día entendido como "llevará"), diremos que aquí hay dos metáforas puras:
1. Postrera sombra: el término real es la muerte.
2. Blanco día: el término real es la vida.
Con lo cual, estos versos se entenderán así: "La muerte, que me llevará la vida, podrá cerrar mis ojos".

Antes de seguir con la explicación de esta figura, me gustaría que vieseis esta conversación entre Pablo Neruda y el cartero, extraída de la película Il postino (El cartero y Pablo Neruda):







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada