18 de febrero de 2010

J. A. Ponte Far, en la junta directiva de la AECL



Aprovecho este espacio público para felicitar a José Antonio Ponte Far (estudioso de Torrente Ballester y antiguo profesor mío) por entrar a formar parte de la junta directiva de la Asociación Española de Críticos Literarios (AECL). Y aprovecho también esta excelente noticia para explicaros algunos aspectos relacionados con la asignatura.

¿Qué es un crítico literario? Un crítico literario es una persona que ha hecho muchas y variadas lecturas y que tiene los conocimientos suficientes de literatura como para poder calibrar el valor literario de una obra. Aunque actualmente existe una licenciatura específica (Teoría de la Literatura y Literatura Comparada), un buen crítico no se caracteriza necesariamente por poseer dicha titulación, ni mucho menos, sino por los rasgos que he mencionado antes. Para que lo entendáis, y sin ánimo de ofender el gusto de nadie: una novela como Crepúsculo (Stephenie Meyer) no tiene el mismo valor literario que los relatos de Oscar Wilde, aunque pueda ser entretenida, emocionante y tener una historia que engancha. El valor literario de una obra no se mide por su éxito de ventas (un best-seller no es necesariamente una buena obra literaria: algunos lo son y otros no), ni por las ideas (políticas, morales, religiosas...) que contenga.

¿Qué es la AECL? La AECL es la Asociación Española de Críticos Literarios. Fundada en 1973, su principal objetivo es asegurar la independencia del trabajo del crítico literario. Los críticos literarios, al escribir sus valoraciones sobre alguna obra en concreto, pueden verse sometidos a presiones de diferentes tipos. Esto se debe a que muchas veces los gobiernos, la iglesia, o simplemente los medios de comunicación para los que el crítico trabaja, pretenden que la valoración de las obras se adecue a sus intereses (políticos, religiosos, morales, económicos...). Otras veces, estos medios tienen preferencia o animadversión hacia algún escritor en concreto, generalmente por el motivo que acabo de mencionar. Para evitar este tipo de presiones y defender la libertad de que lee y valora, se fundó la AECL. La AECL otorga anualmente el Premio de la Crítica, el único premio literario otorgado en España sobre el que no pesa la sombra de la sospecha del interés de tal o cual editorial o grupo.


¡Felicidades, Pepe! Estoy segura de que harás un trabajo excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada